Protestas en el Vaticano por la apertura de un McDonalds

Una sucursal de la cadena de comida rápida McDonald’s ha sido abierta en la Ciudad del Vaticano, la sede de la Iglesia Católica, a pesar de las protestas de residentes y cardenales.

La sucursal se abrió en un edificio perteneciente a la Santa Sede que alquilaba locales al gigante estadounidense a pocos metros de la Plaza de San Pedro.

Los cardenales también expresaron su indignación en los comentarios a los medios italianos.

El Papa emérito Benedicto XVI vivió a un tiro de piedra de donde ahora se encuentra la tienda de comida rápida antes de ser elevado al papado.

Papa

Los críticos dijeron que la Iglesia Católica debería haber creado un centro social en la propiedad en lugar de permitir que la cadena de hamburguesas comenzase a operar allí.

La Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, que supervisa los bienes del Vaticano, dijo que no podía entender la conmoción.

McDonald’s no ha respondido a las críticas.

Fuente: The Sydney Morning Herald